miércoles, 24 de febrero de 2010

25 DE FEBRERO DE 1950: NACIMIENTO DE NÉSTOR CARLOS KIRCHNER.

Néstor Carlos Kirchner ¡Feliz Cumpleaños!!!

En la historia no existen casualidades. Y sin ponernos en metafísicos, rol que le compete a los filósofos, sí reconocemos que algunos acontecimientos están embebidos de una mística revolucionaria, que debe acompañar a las teorizaciónes y a cualquier tipo de práctica transformadora. Si no fuera así, quién podría explicar cómo un Lenín desde el exilio y emitiendo las palabras exactas esperadas por el pueblo en las Tesis de Abril, provocara la Revolución Rusa. ¿Y Mao? con un puñado de campesinos a los que se fueron agregando otros más, inicia la Larga Marcha hasta llegar a Pekín y dar comienzo a la Revolución Popular China en el país más habitado del mundo. Tiene que haber mística revolucionaria para lograr semejante epopeya. ¿Y qué me cuentan de Perón? Bastó que lo pusieran preso en Martín García por cometer el delito de haberse acercado al pueblo, para que desatara fuerzas inimaginables para los corifeos de la Argentina Visible. ¡Se despertó la Argentina Invisible al conjuro de la mística del movimiento de masas más grande de Latinoamérica! Ni hablar de Fidel, si allí no encontramos un retazo bastante, pero bastante, amplio de mística revolucionaria; sólo con doce valientes que se escaparon de las balas del Batistato y se internaron en la selva, se inició la experiencia revolucionaria más grande de todos los tiempos, porque ¡... y en eso llegó Fidel! ¿Y las aparentes utopías del Che, que desataron entre la juventud de América Latina la más inconmensurable de las místicas revolucionarias?. Chávez, Evo, Rafael, Daniel en Nicaragua son herederos de esa mística...

Vladimir Ilich Lenin.

Mao Tse-tung.

Juan D. Perón.

Fidel Castro.

Ernesto "Che" Guevara.

Hugo Chávez.

Evo Morales.

Rafael Correa.

Daniel Ortega.

Evita Perón.

Y ahora viene el hecho que hoy conmemoramos. ¿Cómo lo ponemos? ¿en el terreno de la casualidad, de la causalidad...? ¿O en el de la mística revolucionaria antes aludida? Los griegos, el pueblo de más alto grado de evolución intelectual de la Historia, explicaban el Destino. Néstor Carlos Kirchner nace un 25 de febrero, coincidente con la fecha de natalicio del General Don José de San Martín: el Hombre del Destino en el siglo XIX. Néstor nace en 1950, año en que el General Juan Domingo Perón -en su trascendente función de presidente de los argentinos- declara a 1950 "Año del Libertador General San Martín". No nombramos forzadamente a Perón en esta resolución, es que Perón -al decir de Pavón Pereyra- es el Hombre del Destino del siglo XX. Y con estos antecedentes y con todo lo logrado en su primera presidencia (y lo mucho que falta hacer, como a él le gusta decir...) ¿Por qué no podemos pensar que en estos principios metafísicos que maneja la mística revolucionaria, Néstor Kirchner no sea el Hombre del Destino del Siglo XXI?

San Martín.

Perón.

Kirchner.

Néstor Carlos Kirchner nació en Río Gallegos, capital de la patagónica provincia de Santa Cruz, el 25 de febrero de 1950. Néstor era homónimo de su padre, quien fue un modesto funcionario de Correos, descendiente de inmigrantes suizos; su madre, María Ostoic, de familia de origen croata instalada en Punta Arenas (Chile). Kirchner realizó sus estudios primarios y secundarios en escuelas públicas locales. Egresó del Colegio Nacional República de Guatemala, con el título de bachiller.

Néstor Carlos Kirchner (padre) con Nestitor y Alicia en 1951.

Desde casi adolescente abrazó los ideales políticos de la Juventud Peronista. Estudió Derecho en la Universidad Nacional de La Plata, lugar donde conoció a Cristina. En 1974, como parte de su formación y a las órdenes del director Héctor Olivera, actuó como extra en el exitoso largometraje "La Patagonia Rebelde" y en 1975 contrajo enlace con la también militante justicialista: Cristina Fernández.

Cristina Fernández adolescente, en La Plata.

Como todos los de su generación -y me incluyo- ambos formaron parte de la corriente de la juventud peronista que orientaba cambios revolucionarios para el país, según lo aconsejado por Perón desde el exilio. Por supuesto que desde la aparición resonante de Montoneros con el ajusticiamiento del asesino y profanador de cadáveres Aramburu se sintieron identificados con la "orga", como yo y toda la juventud dorada de los ´70, pero que después con el paso a la clandestinidad del grupo tal vez no estuvimos de acuerdo y nos quedamos con las organizaciones revolucionarias de superficie, es decir las JP Regionales. Fuimos perseguidos y encarcelados, aunque nuestras actividades las desarrolláramos a la luz del día y sin ocultamiento, defendiendo un solo ideal: el del pueblo. Lo más triste del caso es que todo ello vino ocurriendo desde los años turbulentos que precedieron al golpe de estado militar que derrocó a la presidenta María Estela Martínez de Perón, por expresa indicación de la derecha enquistada en el gobierno desde los tiempos del "Brujo" López Rega, que no tenía más respuestas que las violentas ante la racionalidad de la Juventud, que no proponía soluciones mesiánicas y tan solo vivir esa comunión solidaria representada en las raíces profundas de nuestro pueblo, difamado y perseguido.

La gloriosa JP.

Kirchner se graduó de abogado en 1976, regresando a su ciudad natal, Río Gallegos junto con su esposa Cristina. Allí se dedicó a ejercer su profesión, alejado de la política. Durante la dictadura militar de Videla fue puesto en prisión en dos oportunidades. Néstor y Cristina tuvieron dos hijos: Máximo y Florencia.

Máximo y Florencia Kirchner con sus primas. Florencia es la del medio de las chicas.

Ya, en tiempos democráticos, hacia fines de 1983 fue designado presidente de la Caja de Previsión Social de Río Gallegos, se mantuvo allí hasta julio de 1984, cargo al que renunció.

El Pingüino (con cariño) presidente de la Caja de Previsión Social de Río Gallegos.

En 1986 había alcanzado el apoyo interno necesario, dentro de la estructura del PJ provincial, para obtener la candidatura a intendente municipal de la ciudad de Río Gallegos. El 6 septiembre de 1987, Néstor ganó las elecciones municipales, como candidato peronista, desempeñando el cargo de intendente municipal de la ciudad de Río Gallegos a partir del 10 de diciembre del mismo año. Al mismo tiempo, su compañero de partido Ricardo del Val era electo gobernador, con lo que el peronismo se afianzó firmemente en la provincia de Santa Cruz.

Nestor Carlos Kirchner a los 6 años, cuando iba a la escuela pública en Río Gallegos.

La gestión de Kirchner como intendente desde 1987 a 1991 le granjeó suficiente apoyo como para aspirar a la gobernación de Santa Cruz. Así fue electo gobernador de la provincia en 1991, ganando la elección con el 61% de los votos el 8 de septiembre de 1991. Por ese tiempo Cristina ya era legisladora del congreso provincial.



Kirchner alentó la inversión pública, generando obras en la provincia.
Reformó en dos oportunidades la Constitución provincial, en 1994 y en 1998, adaptándola cada vez en forma más precisa a las necesidades provinciales y -porqué no decirlo- incluyendo la posibilidad de reelección indefinida del gobernador, como lo hicieron también todos los gobernadores de signo radical o de partidos provinciales.



En 1994, Néstor fue miembro de la Convención Constituyente que reformó la Constitución Argentina.
Con el fin de darle más transparencia a la justicia y terminar con el Areópago y poner en vigencia al Tribunal de los Heliastas, aumentó el número de jueces del Tribunal Supremo provincial.
En 1995, con las reformas a la Constitución provincial ya en vigencia, Kirchner fue reelecto gobernador por amplio margen (66,5% de los votos).



Como preanunciando lo que vendría cuando fuera gobernante nacional, la libertad de prensa durante sus mandatos fue total; se podía decir cualquier barbaridad contra el gobierno provincial, inclusive mentir, que siempre esas construcciones interesadas fueron contrarrestadas con hechos. Le imputaban "clientelismo" -que si se quiere es un grado de deformación menor-, cuando desde el gobierno nacional hacia abajo nadie escapaba de la corrupción del nepotismo.



Cuando fue elegido gobernador, en 1991, la provincia de Santa Cruz recibió una indemnización del gobierno federal, tras un juicio sobre los royalties financieros, a los que se añadieron otros tantos dólares procedentes de las plusvalías generadas por la venta de las acciones que la provincia poseía en la empresa Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF), adquirida por la española Repsol.



En 1996 fue fundador de La Corriente Peronista como línea interna del Partido Justicialista.
Se creó una novela gigantesca por parte de la oposición, que siempre quiere poner "palos en la rueda", cuando un gobierno es exitoso y defiende como puede los intereses nacionales. La cuestión es que cuando las rentas de la Nación y las demás provincias se "evaporaron" y entramos en default, los fondos de Santa Cruz estaban depositados, defendidos, en cuentas bancarias de Suiza y Luxemburgo.
Los que quisieron embarrar la cancha nunca se ocuparon de pedir los talones de depósito de dichas operaciones, lo que les hubiera dado la tranquilidad -que nunca tienen los "ladrones" en serio, que creen que todos son de su misma condición- de comprobar la transparecia de este salvataje del naufragio nacional.
El intento de Menem en 1998 de presentarse a una re-reelección generó fuerte oposición en la sociedad argentina, en ámbitos académicos y aún dentro de las filas del Partido Justicialista. Kirchner se alió con el principal opositor de Menem dentro del Partido Justicialista, el gobernador de la provincia de Buenos Aires (y más tarde presidente transitorio, como si fuera un "albergue") Eduardo Duhalde.
Desde el 2000 lideró La Corriente, espacio de debate y pensamiento político federal al que se adhirieron dirigentes y ciudadanos de distintos puntos del país, convencidos que la política es la herramienta capaz de construir una Nación diferente.
Mientras tanto la decepción popular se acrecentaba, luego de los dos mandatos del ex presidente Menem y la huída vergonzosa de De la Rúa del gobierno, con asesinatos de gente del pueblo que se manifestaba, incluídos. La Asamblea Legislativa nombra a Duhalde presidente para que se hiciera cargo de la transición. Pero la represión a la protesta social apuró los tiempos de la ida de Duhalde. Éste, de todos modos se sintió árbitro de la situación y entre muchas alternativas que se le presentaron eligió a Kirchner, pensando que la debilidad "segura" de éste haría que él hombre de Lomas de Zamora volviera en poco tiempo y plebiscitado por un pueblo que -según su criterio- imploraba por un gobierno fuerte, que él estaba dispuesto a darle.
El 27 de abril de 2003, el Frente para la Victoria liderado por Kichner acompañado por Daniel Scioli, enfrentando a la alianza Frente por la Lealtad-UCD de Menem, salió segundo en la primera vuelta a dos puntos del riojano. La legislación electoral argentina prescribe que si ningún candidato alcanza el 45% de los votos válidos emitidos, los dos más votados deben disputar una segunda vuelta (ballotage). Pero todos estábamos tranquilos porque sabíamos que en una segunda vuelta el santacruceño se impondía con más del 75% de los sufragios.
La segunda vuelta debía llevarse a cabo el 18 de mayo de 2003. Sin embargo, el ballotage no tendría lugar: el 14 de mayo el ex presidente Menem anunció su decisión de renunciar a su candidatura, lo que automáticamente convirtió a Kirchner en presidente electo. Muchos analistas señalan que la maniobra de Menem tuvo como propósito evitar una derrota estentórea, y al mismo tiempo condicionar a Kirchner, que accedió a la presidencia con el nivel más bajo de votos jamás registrado en la historia argentina.

Michelle Bachellet y Néstor y Cristina Kirchner.

El 25 de mayo de 2003, Néstor Kirchner prestó ante el Congreso el juramento de ley para convertirse en presidente de la República hasta 2007.
En un primer momento y manejando estrategias de verdadero estadista -con el país en llamas-, mantuvo parte del gabinete de Duhalde, en particular su ministro de Economía Roberto Lavagna. Sin embargo, cuando creyó que la economía estaba totalmente encaminada, reemplaza a Lavagna, marcando el tiempo de la verdadera independencia económica que se debía ejercer con respecto a los centros de poder imperial, alicaídos pero no muertos después de tanta receta neoliberal.
Internacionalmente se apuró a alinearse con América Latina y empezar a dar cumplimiento a los objetivos que marcaron Bolívar, San Martín, Martí y Artigas en el siglo XIX. Principalmente hubo una gran unidad de criterios latinoamericanistas con Hugo Chavez, presidente de Venezuela, quien lo apoyó -desde un primer momento- comprando bonos de deuda argentina, lo cual hizo que cayera el riesgo país.
Entre las medidas más espectaculares y atendiendo a los Derechos Humanos como eje primordial del gobierno, decretó el retiro de la mitad de los generales y almirantes y procedió a una amplia purga en la policía federal.
Canjeó parte de la deuda del país que estaba en default con una importante quita, que le valió una destacable valorización internacional al país -pues había tenedores que creían que nunca iban a cobrar-, así fue como paulatinamente se incrementó la confianza y aumentaron las inversiones de capital en el país.
Derogó, en julio de 2003, un decreto firmado por el presidente De la Rúa en diciembre de 2001 que prohibía la extradición de los militares nacionales reclamados por otros países y acusados de crímenes de lesa humanidad. Consiguió en agosto que las dos Cámaras del Congreso anularan las leyes de Obediencia Debida y Punto Final (1986 y 1987) y sus secuelas de impunidad para los autores y cómplices de las atrocidades del régimen militar.
En el 2009, siendo su esposa Cristina Fernández de Kichner presidenta de la Nación desde 2007 y él presidente del Partido Justicialista desde 2008, Néstor se presentó como candidato a diputado nacional por la primera sección electoral de la provincia de Buenos Aires en el Frente Justicialista para la Victoria. El Frente perdió por un estrechísmo margen las elecciones en la provincia de Buenos Aires, pero obviamente Kirchner fue electo diputado nacional, cargo en el que se desempeña actualmente.



El 7 de febrero de 2010, el ex presidente Néstor Kirchner fue sometido a una operación ese domingo que "resultó exitosa", informó esa misma noche el médico Marcelo Ballesteros, subdirector de la Unidad Médica Presidencial.
"El paciente permanece en terapia intensiva con control evolutivo", agregó el informe oficial.
La mayoría de los ministros del gabinete de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner ingresaron esa noche al Sanatorio de los Arcos para conocer el estado de salud de Kirchner, que sufrió una afección en la arteria carótida.
La operación a la que fue sometido aquella noche el ex presidente Néstor Kirchner finalizó poco antes de las 20.30, informaron fuentes oficiales.
El ex presidente se encuentra en óptimo estado, tal es así que el 24 de febrero de 2010 ya fue el protagonista de una multitudinaria manifestación realizada en el Club Atenas de La Plata en apoyo al gobierno de la presidenta Cristina. Dentro de pocos día, el 11 de marzo, Néstor Carlos Kirchner reasumirá la presidencia del Partido Justicialista.