jueves, 26 de febrero de 2015

30 DE OCTUBRE DE 1961: PARO FERROVIARIO CONTRA LA RACIONALIZACIÓN AL SECTOR POR PARTE DE FRONDIZI

Estación ferroviaria La Plata durante la Huelga de 1961.

En noviembre de 1958 se produjo el primer paro ferroviario contra la política económica del frondizismo. En este caso fue por problemas salariales. Ante la prolongación del conflicto, el gobierno decretó la movilización de los trabajadores, que fueron sometidos a régimen militar, en el que el humillante corte de pelo con la "doble cero" no era, sin duda, el aspecto más duro. A mí suegro, ferroviario por excelencia y con orgullo aún con sus 80 años, una partida del ejército lo vino a buscar a su domicilio particular. El movimiento duró hasta el 3 de diciembre. Pero el problema ferroviario estaba lejos de ser coyuntural. Por una parte, era cierto que los ferrocarriles se habían convertido en una importante fuente de déficit fiscal y que el material rodante no se había renovado adecuadamente, sufriendo el consiguiente deterioro; pero al mismo tiempo, el planteo de racionalizar el sistema dejaba ver una cuestión ideológica: ¿el ferrocarril estaba en manos del Estado para dar ganancia o, por el contrario, cumplía funciones de fomento social, por medio de bajas tarifas y cobertura territorial, manteniendo, aún a pérdida, ramales que evitaban el aislamiento de zonas alejadas?

Otros tiempos. Perón en plena solidaridad con las reivindicaciones ferroviarias, aparece en la tapa de "El Obrero Ferroviario".

Desde el segundo punto de vista, nada más lógico que el comentario del entonces oficialista diario Clarín del 17 de mayo de 1961 citado por Odena: "o terminamos con el déficit ferroviario, o el déficit ferroviario termina con nosotros". Esto demuestra que ese pasquín inmundo siempre conspiró contra los proyectos nacionales y populares, amén de ser socio de todas las dictaduras.

Los pueblos cuando no pueden expresarse por censura encubierta de los medios de comunicación, no tienen otra alternativa que hacerlo -como diría Serrat- POR LAS PAREDES, mil años hace...

En su discurso del 1º de mayo, el presidente traidor había dicho que "la solución del... enorme déficit fiscal radica en gran parte en la solución... de los transportes. Porque es cierto que debemos levantar la mitad de las vías ferroviarias. Con ello y con la eliminación del personal superfluo nos acercaríamos rápidamente al equilibrio procurado". Otro presidente traidor que asumió portando de manera infame el logo justicialista, hizo lo que no se atrevió a hacer Frondizi. Así nos fue a todos los argentinos en esa y otras materias.

La prensa de la UCRP resalta los errores de Frondizi.

Frondizi no hacía otra cosa que recitar el plan Larkin, resultado de los acuerdos con el Banco Mundial, pero no decía qué iba a ocurrir con las zonas afectadas por el levantamiento de ramales.



La Unión ferroviaria y los maquinistas de La Fraternidad enfrentaron el plan. El 15 de mayo de 1961 se inició el conflicto que, con intermitencias, pero teniendo su punto más caliente el 30 de octubre de 1961 se prolongaría hasta diciembre, matizado con acciones violentas, como sabotajes, atentados y tiroteos. Los ferroviarios contaron con el apoyo de la CGT, de las 62 Organizaciones peronistas y -por despecho hacia la UCRI- de la UCRP, que nunca se caracterizó en los conflictos por estar a favor de los trabajadores.

Conflicto ferroviario de 1961.

Ante la prolongación de la crisis, el 1º de diciembre se anunció la mediación del cardenal "gorila" Caggiano. Tras largas negociaciones, el purpurado reconoció su fracaso y el 4 se realizó un beligerante acto en la CGT en el que hablaron el dirigente peronista Iturbe, los izquierdistas Tieffenberg y Giudice y el radical Ricardo Balbín, quizá visitando por primera vez la central obrera. No obstante, la disposición para la lucha había disminuido y una nueva intervención del cardenal llegar a un arreglo provisorio -ya que no satisfacía a ninguna de las partes- pero que fue definitivo por la caída del gobierno en marzo de 1962.

EL VIEJO MATÍAS - VICTOR HEREDIA * EL TREN DE LAS 16 - PAPPO´S BLUES * AVELLANEDA BLUES -MANAL





1º DE NOVIEMBRE DE 1954: DÍA DE LA REVOLUCIÓN EN ARGELIA.

Simplemente: UN ARGELINO.

La resistencia nacionalista argelina en contra de la ocupación francesa volvió a fortalecerse en los años ´20 del siglo XX, alternando la lucha legal con la clandestina y en el sur, la guerra abierta de mantuvo hasta 1934. Esos movimientos se prolongaron al precio de múltiples prisiones, torturas y exilios, hasta explotar en 1945, cuando se producen los consabidos festejos por la derrota del nazi-fascismo se transformaron en una rebelión popular que fue reprimida de una forma violenta y sangrienta: murieron aproximadamente 45.000 argelinos y 108 europeos -en esa desproporción-, según el informe oficial francés...

La Cashba en Argel, capital de Argelia.

Poco después se reestructuró el Partido del Pueblo Argelino, que había sido fundado en 1937. Se transformó, entonces, en Movimiento por el Triunfo de las Libertades Democráticas (MTLD), que participó en las elecciones organizadas por los colonialistas franceses en 1948 y en 1951.

Mujeres argelinas.

Pero, convencidos de la inutilidad de la vía electoral, neve jefes de la Organización Especial (OS), rama militar del MTLD, fundaron el Comité Revolucionario por la Unidad y la Acción (CRUA), que el 1º de noviembre de 1954 se transformará en el Frente de liberación nacional que iniciará la lucha armada.

Frente de Liberación Nacional de Argelia.

Pese a la atrocidad enfermiza de la represión -que incluyó el uso sistemático de la tortura, la destrucción de ocho mil aldeas, la muerte de más de un millón de civiles y el despliegue perverso de más de quinientos mil soldados movilizados para defender la "Argelia francesa" y a los "pied-noirs"- la combatividad del pueblo argelino obligó al gobierno metropolitano a reconocer sus derechos. El 18 de marzo de 1962, el general Charles de Gaulle firmó los acuerdos de Evian que establecían un alto el fuego y la realización de un plebiscito de autodeterminación.

El general Charles De Gaulle pierde el dominio sobre la Argelia francesa.

Finalmente, la independencia de Argelia fue consagrada el 5 de julio de 1962 y antes de fin de año se realizaron las elecciones para la Asamblea Constituyente y Ahmed Ben Bella fue designado primer ministro. Las tareas del nuevo gobierno eran enormes.

Ahmed Ben Bella.

Ciento cincuenta mil campesinos no tenían tierra ni comida; seiscientos mil franceses habían abandonado el país, llevándose todo lo que pudieron, mientras medio millón de argelinos volvieron del exilio a un territorio arrasado. Se introdujo el sistema de autogestión en la agricultura y en la industria, innovación que despertó gran interés entre los diferentes movimientos de liberación africanos que en la década del ´60 ya estaban en plena lucha contra el colonialismo. Casi todas las empresas extranjeras fueron nacionalizadas, pero el novísimo aparato estatal era incapaz de atender todas las necesidades de un país en reconstrucción.

7 DE OCTUBRE DE 1930: NACIMIENTO DEL PADRE MUGICA.



Nació en la ciudad de Buenos Aires el 7 de octubre de 1930. Fue el tercer hijo de una numerosa familia compuesta por el matrimonio de Carmen Echagüe -hija de terratenientes adinerados de la provincia de Buenos Aires- y Adolfo Mugica -fundador del Partido Conservador de la provincia de Buenos Aires, por el cual fue diputado durante el período 1938-42 (época del gobernador conservador-fascista Manuel Fresco) y, posteriormente, ministro de Relaciones Exteriores del gobierno del presidente Arturo Frondizi durante 1961. Conformaban la familia seis hermanos más.



Cursó el primario en la escuela "Cinco Esquinas" (Libertad y Quintana) y el secundario en Colegio Nacional Buenos Aires, donde por problemas de conducta debió rendir tercer y cuarto año en el Instituto Libre de Segunda Enseñanza, según comentarios, en ese momento comenzó a tomar conciencia de su capacidad intelectual, finalizando en el Colegio Nacional Buenos Aires sus últimos años de carrera ya con "excelentes calificaciones y maduro proceder". En este momento de su vida ya se manifestaba en él una gran aptitud deportiva, destacándose en fútbol -del que era un apasionado-, tenis, natación y boxeo.



En 1949 comienza en la Universidad de Buenos Aires sus estudios de Derecho (sólo se quedará allí dos años) y, en esa casa de altos estudios, entabla gran amistad con Roberto Guevara de la Serna, uno de los cinco hermanos el Ernesto "Che" Guevara, con quien inició una amistad que se prolongaría con el tiempo y cuyo basamento más firme sería la admiración de ambos por el mítico guerrillero. Aproximándose el Año Santo, decide viajar a Europa con varios sacerdotes y con su íntimo amigo, Alejandro Mayol, donde comienza a madurar su idea de ingresar en el seminario, algo que concretará en 1952.



El primer texto que escribe el "cura rubio" es en noviembre de 1957. Se trata de "El católico frente a los partidos políticos" y la produce para la revista del Seminario. Su compromiso con los pobres se va acentuando y comienza a integrar grupos misioneros en diferentes puntos del interior del país. Tras ocho años de esmerados estudios, se ordena sacerdote el 21 de diciembre de 1959 (fecha emblemática, si las hay, yo cumplía 4 años). Acompañando a su antiguo párroco, que era obispo en Reconquista, capital del Chaco, descubre y vivencia el subdesarrollo y la pobreza en su máxima expresión. De regreso en Buenos Aires, entre los años 1960 a 1963, estuvo cumpliendo funciones al servicio del cardenal Antonio Caggiano, quien, a su vez, lo destinó como vicario cooperador a la parroquia Nuestra Señora del Socorro, en Barrio Norte, además de asesor de la Juventud de Acción Católica, en su ex colegio Nacional Buenos Aires y entre los universitarios de Medicina y Ciencias Económicas de la Universidad de Buenos Aires. En la misma época fue solicitado por la escuela "Paulina de Mallinkrodt", en la villa miseria del barrio de Retiro, para cumplir funciones de capellán y, coincidentemente, comenzó a desempeñarse como profesor de Teología en la Universidad del Salvador, en las Facultades de Psicopedagogía y de Derecho. Debe haber sido un lujo escuchar sus clases, ahora que la asignatura Teología que dan en los Terciarios es una repitencia formal sin ningún contenido.



Todo su entorno deseaba para el padre Carlos una vida acorde al nivel de la clase social a la cual pertenecía, transitando una carrera eclesiástica en constante ascenso, acompañada de las dignidades y cargos importantes correspondientes, en ese momento la amistad de su padre Adolfo con el entonces arzobispo de Buenos Aires, cardenal Antonio Caggiano (como necesariamente tenía que ser lógico, un gorilismo supremo los unía), sería el primer paso en ese rumbo. Así fue que para comienzos de 1960, el Cardenal le propone a un Carlos Mugica recién consagrado, desempeñarse como uno de sus secretarios en la curia. Sin duda esta designación favorecería mutuas conveniencias pues el doctor Mugica se beneficiaba brindando a su hijo la posibilidad de una carrera eclesiástica y, el jefe máximo del arzobispado porteño se aseguraba contar con la venia del poder político teniendo a su lado a un familiar directo de un personaje público muy influyente para la época. Nuevamente este cura inquieto sorprendió a propios y ajenos comunicándole al cardenal su deseo de pasar un año junto al recién designado obispo de Reconquista, monseñor Iriarte, con quien cumplió tareas de evangelización en los conventillos de la ciudad, asegurando que, luego de cumplir con esa etapa de misiones rurales en el Chaco Santafecino, no iba a tener inconvenientes en tomar el cargo que se le ofrecía. Para Carlos Mugica, su trabajo pastoral en esa región miserable iba a convertirse en la segunda experiencia determinante de su vida.



En 1967 decidió interrumpir toda actividad sacerdotal efectiva para, durante un año, dirigirse a París, al Instituto Católico, cuyo objetivo era estudiar -entre otras disciplinas-: Epistemología y Semiología, Doctrina social de la iglesia, Comunicación social y Teología. Fue en París, donde Carlos Mugica tomó conocimiento epistolar de la existencia (aunque recién se producía el nacimiento del MSTM) del Movimiento de Sacerdotes para el Tercer Mundo y, automáticamente, envió su adhesión incondicional. También inició su colaboración en el Equipo Intervillas, fundado el 2 de agosto de 1968, mérito y dedicación del Padre Jorge Goñi, también "cura villero".
Cuando Mugica regresa a la Argentina, se entera de su reemplazo en la capellanía de las religiosas de Mallinkrodt por el padre Julio Treviño. Simultáneamente, la parroquia San Martín de Tours, a cargo de sacerdotes asuncionistas decide abrir una capilla en la villa de Retiro (que era de su jurisdicción parroquial) y le ofrece al Padre Carlos su desempeño. Sin dudar, el cardenal Caggiano lo confirma y comienza allí la obra con la gente de la villa. Sin demoras, y con la enorme ayuda económica de su hermano Alejandro, se construyó un salón multiuso, de ese modo, en el barrio Comunicaciones se levantó la capilla "Cristo Obrero" en la cual el Padre Mugica ejerció la máxima actividad pastoral entre sus "hermanos villeros".



La ola de violencia que afectaba al país con el gobierno de facto del general Onganía, lo llevó a reflexionar sobre la violencia institucionalizada y la violencia revolucionaria. La postura de Mugica y su cercanía desde tiempo atrás con miembros de la Organización Montoneros, además el stablishment le endilgaba una actitud poco clara sobre el tema de la violencia, lo llevaron a Mugica también a la cárcel. En forma revanchista, el arzobispo Juan C. Aramburu, suspendió al Padre Carlos en sus licencias ministeriales por treinta días, noticia que a Mugica le llegó estando en prisión y a través de los diarios. La jerarquía eclesiástica no tenía bolas ni para decírselo directamente ni para, por lo menos, enviarle una misiva personal.



El padre Mugica, teniendo su lugar de trabajo en la misma Villa "Comunicaciones", solía dormir algunos días en la misma villa; y otros días en un cuarto que se había hecho construir en la terraza del edificio donde residían sus padres, contiguo a la vivienda del portero. La serie de inconvenientes y enfrentamientos con su arzobispo "jefe", por un lado lo motivaron a redoblar sus trabajos en favor de la gente de la villa, aunque también lo hicieron reducir sus apariciones en los medios de comunicación.



En 1974 Mugica terminó de escribir el texto de la "Misa para el Tercer Mundo" que -lamentablemente, llevado al disco y grabado y editado por el sello RCA con la colaboración del "Grupo Vocal Argentino" que musicalizó la obra con ritmos autóctonos, africanos y asiáticos- fue destruido por orden del ministerio del Interior del gobierno del presidente Perón. También se multiplicaron las amenazas de muerte. La revista "Militancia" publicada por el peronismo de izquierda y dirigida por Ortega Peña y Luis Duhalde (el actual Secretario de Derechos Humanos de la Nación), ubicó al sacerdote dentro de la publicación en la sección denominada "La cárcel del pueblo", un apartado editorial en el cual -semanalmente- ellos "encarcelaban" a quienes consideraban personajes representativos del "antipueblo". Por otro lado, el órgano de prensa de la derecha peronista dirigido y financiado por López Rega, "El Caudillo", le cuestionaba desde su ministerio sacerdotal hasta su servicio a los pobres preguntándose si estaba al servicio de los ellos o tenía a los pobres a su servicio, finalmente, llegó a acusarlo de "bolche".



En medio de tantos acontecimientos, llegó el sábado 11 de mayo de 1974 y, siendo las ocho y cuarto de la noche, en momentos en que el padre Carlos Mugica se disponía a subir a su auto que se hallaba estacionado junto a la iglesia de San Francisco Solano, donde había celebrado misa -tal como venía haciéndolo cada semana- fue tiroteado por un individuo con bigotes achinados, que se bajó de un auto que se encontraba estacionado muy cerca del lugar. Este personaje (dicho por la prensa y reconocido personalmente por su hermana menor, Marta) era Rodolfo Eduardo Almirón, jefe ejecutor (el "intelectual" era López Rega) de la nefasta "Triple A". Cinco disparos de ametralladora le afectaron el abdomen y un pulmón. Cuentan los testigos presenciales que el tiro de gracia lo recibió en la espalda. El Padre Vernazza, párroco y tan amigo y compañero de vivencias, salió de la iglesia al oír los disparos y corrió a darle la unción. Presurosamente fue trasladado al Hospital Salaberry donde, ya moribundo, alcanzó a exclamar a una enfermera: "Ahora más que nunca tenemos que estar junto al pueblo". A las nueve de la noche, el doctor Avelino Vicente Dolico, certificó que las causas del fallecimiento habían sido heridas de bala en tórax y abdomen y hemorragia interna.



En el espectacular y multitudinario sepelio, los villeros -que tanto lo querían- lo llevaron en hombros desde la Villa de Retiro hasta el cementerio de La Recoleta al féretro del "cura rubio". Casi toda la prensa -hipócritamente, como suelen hacer las cosas los medios mercenarios- habló ese día del "Santo Villero".



GLORIA - MISA PARA EL TERCER MUNDO - 1974 - CORO VOCAL ARGENTINO NUEVO - LETRA: PADRE CARLOS MUGICA - MÚSICA: ROBERTO LAR.

4 DE ABRIL DE 1945: ARGENTINA FIRMA EL ACTA DE CHAPULTEPEC

Edward Stettinius

Ningún cambio de actitud hubiera sido posible en el gobierno argentino con Cordell Hull al frente del Departamento de Estado norteamericano. Pero en noviembre de 1944 debió retirarse por motivos de salud y lo sucedió Edward Stettinius con un pensamiento distinto al de su antecesor. Nunca había estado de acuerdo con Hull en la política seguida con Buenos Aires. Consideraba, y con razón, que el big stick de Hull sólo había servido para favorecer a Farrell y Perón. Estaba resuelto a terminar con esa situación absurda y reanudar relaciones con Argentina. La ocasión la ofreció la Conferencia Interamericana Sobre Problemas de la Guerra y la Paz, que se reuniría en México en febrero de 1945, a la que nuestro país no había sido invitado. Stettinius envió a Buenos Aires una misión secreta que ofreció al gobierno una propuesta de solución: si Argentina adhería a lo allí acordado y firmaba el convenio correspondiente, se reanudarían las relaciones diplomáticas y -lo más importante para los sectores militares- se procedería a un reequipamiento de las fuerzas armadas. Todo ello significaba que Argentina tendría que declarar la guerra a Alemania y Japón.

Perón con Farrell y camaradas militares

Perón aceptó la propuesta. Nada mejor se le podía ofrecer para sacarse de encima a un poderoso enemigo, como la influencia norteamericana, y ofrecer a sus camaradas una amplia renovación de los materiales ya obsoletos. En el palacio de Chapultepec de la capital azteca las naciones americanas firmaron el acta del convenio. En el punto 6º se declaraba que el mismo quedaba abierto para la adhesión de la República Argentina. Era una formal invitación a nuestro gobierno, que no perdió tiempo. El 27 de marzo de 1945 el general Edelmiro J. Farrell estampó su firma al pie del decreto Nº 6945. Por el artículo 1º se aceptaba firmar el Acta de Chapultepec; por el 2º se declaraba la guerra a Alemania y Japón. El 4 de abril se dio cumplimiento efectivo al artículo Nº1. Dos meses después se rendía el Tercer Reich, de modo que la medida tuvo sólo carácter simbólico. El 9 de abril los gobiernos que se habían negado a reconocer al presidente Farrell reanudaron las relaciones con Buenos Aires.

Palacio de Chapultepec

16 DE JUNIO DE 1948: APROBACIÓN POR PARTE DEL SENADO DE LA LEY DE CREACIÓN DE LA UNIVERSIDAD OBRERA

Universidad Obrera Nacional, actual UTN Regional Buenos Aires

En un interesante trabajo Bernetti y Puiggros nos dicen "La relación que el peronismo estableció entre sistema escolar y educación laboral es uno de los temas que presenta más dificultades para ser abordado. Es quizás el mejor ejemplo del proceso que sufren los acontecimientos en sucesivas resignificaciones producidas por su participación simbólica en el devenir histórico que les sucede"

La preparación esforzada hacia la Universidad Obrera Nacional

El Estado peronista histórico creó y amplió el sistema de Educación Técnica oficial como parte del proceso de construcción de una meta que tenía al trabajador como protagonista, articulando procesos político-culturales más abarcativos.

Logo muy característico y artístico de la UON

El mismo partía del nivel primario (cursos de preaprendizaje, misiones monotécnicas), incluía el nivel medio (escuelas-fábricas, escuelas industriales de la Nación) y llegaba hasta el nivel universitario (Universidad Obrera Nacional), gozando en su totalidad de un alto grado de autonomía respecto al sistema tradicional.

Comisión Nacional de Aprendizaje y Formación Profesional, de la cual dependían las escuelas que luego facultaban a ingresar a la Universidad Obrera.

La estructura legislativa se la dio al sistema una serie de decretos y leyes, hasta llegar a la ley 13229/48 que creaba la UON (Universidad Obrera Nacional). Esta ley establecía en su capítulo I la creación del segundo ciclo de las escuelas-fábricas (4º, 5º, 6º y 7º año). Los egresados obtenían el título de "técnico de fábrica". El capítulo II de la sanción legal creaba la UON. Su funcionamiento fue reglamentado por decreto del Poder Ejecutivo del 7 de octubre de 1952, e inaugurada el 17 de marzo de 1953. La UON era la tercera etapa de los ciclos de formación técnica dependientes de la CNAOP (Comisión Nacional de Aprendizaje y Orientación Profesional) o bien de las Escuelas Industriales del Estado, -teniendo prioridad los primeros-, comprobar la condición de obrero (con libreta de trabajo para los menores, y para los adultos con certificado fehaciente), así como también certificado de "buena conducta, consagración honrada al trabajo y respeto por las leyes), expedido por "autoridad competente". Los egresados recibían el título de "Ingeniero de fábrica" en la especialidad elegida.

Símbolo de la Universidad Obrera Nacional

La Universidad se organizaba a través de Facultades Obreras Regionales. Los cursos de 1953 se abrieron simultáneamente en las Facultades Regionales de Buenos Aires, Córdoba, Mendoza, Rosario y Santa Fe. Al año siguiente, se inauguraron las sedes de Bahía Blanca, La Plata y Tucumán, y en 1955 la de Avellaneda. Debido al cruento golpe de Estado que pretendió hasta terminar con la educación de los trabajadores, hasta 1960, debido a la indefinición sobre su futuro, no se volvieron a abrir más sedes. La enseñanza regionalizada fue una innovación importante introducida por la UON, ya que iba en contra de la centralización y homogeneización creciente del sistema educativo argentino. Su organización en facultades regionales permitió la apertura al desarrollo local, con una oferta diversificada en las distintas sedes. Por ejemplo, en Córdoba entre otras especialidades se ofrecía "Construcciones Aeronáuticas", en Mendoza "Construcciones de Obras Antisísmicas", y en Tucumán "Industrias Químicas" y "Construcciones Ferroviarias".

Facultad Regional Bahía Blanca, fundacionalmente dependiente de la UON

El gobierno de la Universidad era ejercido por el Rector, que debía ser un obrero argentino egresado de la Escuela Superior Sindical dependiente de la Confederación General del Trabajo. Estaba asesorado por un Consejo de Coordinación Industrial con participación patronal y obrera.
Este sistema se enmarca perfectamente dentro de la política educativa peronista, -la de antes y la de ahora, como lo recalcó en decenas de oportunidades la presidenta Cristina Kirchner- pero con otro concepto aunque conservando la esencia, en 1959, la Universidad Obrera Nacional se transformó en la Universidad Tecnológica Nacional, puesto que con ello toma las características del resto de las Universidades Nacionales, y pierde sus peculiaridades distintivas; en labios autoritarios podría leerse: se "normaliza".

Cristina Fernández de Kirchner, visitando un lugar donde se observan trabajadores y tecnología

Fuente: Trabajo de Pablo Pineau "De zoológicos y carnavales: las interpretaciones sobre la Universidad Obrera Nacional", en "Estudios de Historia de la Educación durante el primer peronismo. 1943-1955. Director: Héctor Rubén Cucuzza, Departamento de Educación de la Universidad Nacional de Luján, marzo de 1997.

12 DE JULIO DE 1958

10 DE JULIO DE 1902: NACIMIENTO EN CAMAGÜEY, CUBA, DE NICOLÁS GUILLÉN

30 DE JULIO DE 1973: DISCURSO DE PERÓN ANTE LA CGT "TODO EN SU MEDIDA Y ARMONIOSAMENTE"

PJDigital.org

NO PODÍA FALTAR LO NACIONAL A TRAVÉS DEL TANGO: RAÚL VERÓN, CAFETÍN. ORQUESTA LUCIO DEMARE.

PJDigital.org