jueves, 28 de mayo de 2015

29 DE MAYO DE 1876: NACE, EN SANTIAGO DEL ESTERO, ANDRÉS CHAZARRETA.

Don Andrés Chazarreta, estudió música ejecutando diversos instrumentos, entre ellos, guitarra, mandolín, violín, bombo, etc.

Andrés Avelino Chazarreta fue un músico e investigador del folclore pero, fundamentalmente, el primer gran difusor de la música folclórica argentina; difundiéndola por todo el país desde 1906 con su Conjunto de Arte Nativo culminando con la histórica representación que realizara en el Teatro Politeama de Buenos Aires el 16 de marzo de 1921. Recogió temas clásicos y a veces anónimos del folclore argentino como Zamba de Vargas, La Telesita, El kacuy, Criollita santiagueña, entre muchas otras.

CONJUNTO DE ARTE NATIVO. EL típico patio criollo lo transportó don Andrés al escenario: un fondo de salitral con dos rompimientos de árboles frondosos.

Después de educarse en escuelas provinciales, ingresó a la Normal. Allí se graduó de maestro en 1896. Ejerció la docencia durante 27 años ininterrumpidos. Fue profesor del Internado Muñoz, y director de las escuelas de San Francisco, La Merced y Círculo Católico de Obreros. Desde los 15 años, tocaba de oído diversos instrumentos musicales. Cultivó esa condición en forma autodidacta, salvo las breves lecciones de solfeo que recibió allá por 1898, de Octavio Esteban.

Andrés Avelino Chazarreta.

Formó hacia 1906 el Conjunto de Arte Nativo, compuesto por treinta personas, entre ejecutantes y bailarines. Pero, desde un primer momento fue un desterrado de hecho de poder actuar en lo que se consideraba vulgarmente, sin tener nociones antropológicas, “lugares cultos” por el clásico desprecio a lo criollo a lo nacional de las clases dirigentes a las que luego se sumaron los tilingos del “medio pelo”. En contrapartida, Chazarreta, contaba con el calor del gran público que sí entendía y apreciaba las raíces del género.  
Con el Conjunto de Arte Nativo recorrió primero el noroeste argentino, y luego debutó exitosamente, el 16 de marzo de 1921, en el Teatro Politeama de Buenos Aires, en una representación considerada histórica, porque señaló la primera difusión de carácter nacional de la música folclórica argentina. Los Hermanos Ábalos formaban parte de su compañía.
En 1905 comenzó a recopilar el folclore musical argentino. A él se le deben la identificación de gran parte de los estilos musicales folclóricos de Argentina, entre ellos: El cuándo, El escondido, El llanto, El marote, El pala pala, El palito, El prado, El triunfo, La arunguita, La condición, La firmeza, La lorencita, La mariquita, La media caña, La refalosa, La remesura, Los aires.



Tal vez la obra más importante de don Andrés haya sido el rescate inapreciable de infinidad de obras autóctonas condenadas al olvido y la reapertura de salas de espectáculos, gracias a la mediación activa de su espíritu de investigador y su intuición que no falló.



Chazarreta publicó once Álbumes musicales nativos y compuso temas clásicos del folclore argentino.
Recopiló y realizó los arreglos de la anónima Zamba de Vargas (que luego grabaron Los Chalchaleros, sin sospechar que se trataba de una pieza reaccionaria y antipopular); esta Zamba, don Andrés la conocía desde niño por el cantar de sus mayores. Continuamos con la Siete de abril, Criollita santiagueña, Zamba alegre, La boliviana, El 180, Mañana de mañanita, Esquina de campo, El tucumano, La gorostiaguista, Las aves que hicieron nido; Me voy, me voy; El minué federal, Te’hei de querer, La randera tucumana, La Telesita, El salta conejo, Santiago del Estero, Ciudad de Córdoba.



Murió en Santiago del Estero el 24 de abril de 1960.

miércoles, 27 de mayo de 2015

28 DE MAYO DE 1925: NACIMIENTO DEL ACTOR CARLOS CARELLA.

El actor y militante peronista Carlos Carella, 
un apasionado por la vida y el arte.

Carlos Carella, más conocido por el Negro, nació en General Las Heras, provincia de Buenos Aires. Fue un actor, director y dirigente sindical que se destacó en el cine, el teatro y la televisión.

General Las Heras, provincia de Buenos Aires, el lugar en el mundo del "Negro" Carella.

Se inició como presentador en clubes de tango con el nombre de Jorge Loguarro, actividad que abandonó para dedicarse al arte actoral. Luego, debutó a los 20 años en el teatro en “El amor pasa” de los hermanos Álvarez Quinteros. Desde allí siempre representó personajes de raigambre popular por su gran porte y su cara expresiva.

Carlos Carella, "el actor militante".

Actuó en Las dos carátulas, programa emitido desde 1950 por LRA Radio Nacional. Miembro fundador de "Gente de Teatro Asociada" dirigido por Orestes Caviglia y del grupo "Gente de Teatro" (Cosa Juzgada TV), dirigido por David Stivel.
Carella fue un activo militante peronista, especialmente durante la llamada "Resistencia peronista", desde 1955 hasta 1973, cuando esa fuerza fue proscripta por las dictaduras militares de turno y los gobiernos tutelados.

Carlos Carella con Martha González y Bárbara Mujica, 
en el grupo Gente de Teatro.

En 1963 condujo la lista que ganó las elecciones en la Asociación Argentina de Actores y en 1973, al triunfar el peronismo en las elecciones de ese año, fue designado Subdirector de Radiodifusión, bajo la presidencia de Héctor Cámpora.

Carlos Carella fue Subdirector de Radiodifusión en época del "Tío" Cámpora.

En 1976 debió exilarse en España, debido a la persecución de la dictadura militar.
En 1995 formó parte del elenco de la exitosa serie Poliladron protagonizada por Adrián Suar y Laura Novoa. Carella fue el capitán de la brigada de investigaciones en los primeros capítulos, y luego fue reemplazado por Osvaldo Santoro.



Sus trabajos para la televisión fueron, además de los mencionados: "El soldado Balá" (1964), "J.C. Buenos Aires-Roma-Paris" (1964), “Los vecinos” (1966), "Alguien como vos" (1973).


   
Entre sus papeles más recordados se encuentran los que realizara en la serie televisiva Cosa juzgada de David Stivel (1969) y las películas El rigor del destino (1985) y Operación masacre (1972, Nicolás Carranza).



Otras películas en las que actuó: Corazón fiel (1951, Cruz), Los troperos (1953), Mercado de abasto (1955, Hombre en picnic), He nacido en Buenos Aires (1959), El bote, el río y la gente (1960), Mi Buenos Aires querido (1961), Detrás de la mentira (1962 Fabio), La fin del mundo (1963), Testigo para un crimen (1963, Otero), El octavo infierno, cárcel de mujeres (1964, Andrade), Una excursión a los indios ranqueles (inconclusa - 1965), La cómplice (1966, Arias), Dos quijotes sobre ruedas (1966), Escándalo en la familia (1967), La cigarra está que arde (1967), Coche cama alojamiento (1967), Los herederos (1970), Santos Vega (1971), La tregua (1974), Los días que me diste (1975), Los chicos de la guerra (1984, Padre que lee una carta), Los tigres de la memoria (1984, Rosasco), Juegos diabólicos (1986), El acompañamiento (1988), DNI (La otra historia) (1989), El viaje (1990).



El teatro del Sindicato de Empleados de Comercio (SEC) de la ciudad de Buenos Aires lleva su nombre (Bartolomé Mitre 970). Luego de su muerte, los premios al mejor actor y actriz que entrega el Festival Internacional de Cine de Mar del Plata llevan, también, su nombre.

Teatro Carlos Carella en el Sindicato de Empleados de Comercio de la CABA.

Entre los innumerables Premios en que se lo halagó a lo largo de su carrera, se encuentran: Premio Moliere, mejor actor. Premio Prensario, mejor actor. Premio Pepino el 88, mejor actor. Premio Cóndor de Plata, mejor actor. Premio Martín Fierro, mejor actor. Premio Estrella de Mar, mejor actor. Premio Konex, 1991.     
Muere el 9 de mayo de 1997 y sus restos fueron inhumados en el cementerio de General Las Heras.
Hubo una película que interpreta que se estrenó post mortem Sus ojos se cerraron (1998).



Activo hincha del club de fútbol de Asociación Atlética Argentinos Juniors. Uno de los muros externos del estadio del club, contiene permanentemente un mural en memoria de Carella.


El actor Martín Carella es su hijo.

Renuncia del militante Peronista Carlos Carella al Partido Justicialista de Carlos Grosso-Carlos Menem.


En uno de sus discursos del último año la presidenta, Cristina Fernández de Kirchner elogió a Carlos Carella como “uno de los mejores actores argentinos”, y destacó su labor en la serie “Cosa Juzgada”.

martes, 26 de mayo de 2015

27 DE MAYO DE 1810: CIRCULAR A LAS PROVINCIAS DE LA JUNTA GUBERNATIVA.


Para aquellos/as que critican la actitud de la presidenta de los 40 millones de argentinos/as, antes de ayer (25 de mayo), en el acto más multitudinario en la historia de la Plaza de Mayo, por no haber evocado los sucesos de Mayo de 1810 les recomiendo: 1º) Como dijo el compañero Aníbal Fernández, a vuelta de correo, enviarles el Manual del Alumno Bonaerense y 2º) ¿Para qué me tiene a mí,
la conductora Cristina Fernández de Kirchner?

Este 25 de Mayo de 2015 la Plaza más emblemática de todo el Pueblo se cubrió de festejos y se colmó de gente emocionada que disfrutó durante todo el día. 

El primer acto político de la Junta Provisional Gubernativa de la Capital de Buenos Aires (se usa indistintamente este nombre y el de Junta Provisional Gubernativa de las Provincias del Río de la Plata a nombre del Sr. D. Fernando VII) fue notificar el 27 de mayo a los municipios y autoridades de su jurisdicción, en un documento redactado por Mariano Moreno, su instalación y propósito de mantenerse independiente de lo que ocurría en España (“es de esperar que si llega el desgraciado momento de saberse sin duda alguna la pérdida absoluta de la península, se halle el distrito del virreinato de Buenos Aires sin los graves embarazos que por la incertidumbre y falta de legítima representación del soberano en España la pusieron en desventaja”). Anuncia un Congreso General del virreinato –de acuerdo con lo decidido en el Cabildo Abierto del 22 de mayo, para aprobar o no lo actuado por el Cabildo de Buenos Aires- y el envío de una expedición de 500 hombres “con el fin de proporcionar auxilios militares… por si se teme que no se harían libre y honradamente las elecciones de los vocales diputados”; indica que éstos deben elegirse por “la parte principal y sana del vecindario” y promete “que los diputados han de irse incorporando a esta Junta conforme y por el orden de su llegada a la capital para que así se hagan parte de la confianza pública… imponiéndose de los graves asuntos que tocan al gobierno”. Esta última cláusula -rasgo de inexperiencia diría Moreno- fue sugerida por Juan Larrea para apresurar la elección de los diputados.

Mariano Moreno es quien escribe la Circular del 27 de Mayo, con algunos párrafos sugeridos por Juan Larrea.

Los municipios se pronunciaron en forma diversa. Desconocieron: la Junta de Montevideo, Córdoba y Asunción, y nada dijeron la mayor parte de los ayuntamientos del Alto Perú. La reconocieron, Maldonado (4 de junio), Colonia (5), Concepción del Uruguay (8), Santa Fe (12), San Luis (14), Salta (16), los pueblos de Misiones (18), Gualeguay (23), Tarija (25), Tucumán (26), Mendoza (27), Corrientes (3 de julio), San Juan (7), La Rioja (26 de agosto) y Jujuy (4 de septiembre). El 16 de julio se ordenó suspender la elección de diputados de villas (poblaciones menores), pues el Congreso se integraría sólo con diputados de ciudades.
Para ser concretos digamos que una gran parte de los cabildos fue reconociendo al nuevo gobierno. Lo ignoraron –como se dijo- la mayoría de los cabildos del Alto Perú, exceptuando Tarija.

La Primera Junta Provisional Gubernativa convoca a la representación del Interior.

La convocatoria redactada de este modo trajo inconvenientes a la junta, ya que los diputados del interior no estaban compenetrados de las ideas revolucionarias del grupo originario, y por consiguiente podrían trabar su accionar.
La incorporación de los diputados de las ciudades del Interior recién se realizó el 18 de diciembre de 1810, en una sesión donde Moreno expresó abiertamente su oposición a la ampliación de la Junta (que a partir de ese momento se denominaría comúnmente Junta Grande) y renunció a su cargo.

A fines de 1810, con la incorporación de diputados del interior, se formó 
la Junta Grande.

Era muy importante vencer las resistencias que ya se estaban declarando en contra de la revolución. El enemigo más cercano estaba situado en Montevideo, y por ello en el Plan de Operaciones se dispuso que había que tratar de sublevar la Banda Oriental en contra del gobernador, que había jurado al Consejo de Regencia, y tomar la plaza (el fuerte y la casa de gobierno) de Montevideo. La única forma de lograrlo era conseguir aliados, y la persona más capaz para dirigir era el Capitán del cuerpo de Blandengues José Gervasio Artigas. Buenos Aires rompió relaciones con el nuevo gobernador de Montevideo, Gaspar de Vigodet, en agosto de 1810, tras fracasar un intento de sublevación.

lunes, 25 de mayo de 2015

26 DE MAYO DE 1989: SAQUEOS EN EL GRAN BUENOS AIRES, CÓRDOBA, ROSARIO, SANTA FE, ETC.

Estallido social que comienza a fines de febrero 
y culmina con los saqueos de mayo de 1989.

Tras el fracaso del Plan Austral, en agosto de 1988 el gobierno lanzó el plan “Primavera”, para llegar a las elecciones nacionales, propuestas con mucha antelación a la entrega del mandato con el deliberado propósito de que para entonces tendrían la inflación controlada. Esta vez el congelamiento de tarifas, salarios y precios no tuvo el aval de la población ni tampoco del exterior. Según El tibiecito de Luis Alberto Romero, Domingo Cavallo había recomendado al Banco Mundial y al Fondo Monetario Internacional (FMI) que limitaran sus créditos al gobierno argentino (Romero, 1994).

El equipo económico de Alfonsín encabezado por Juan Sourrouille, José Machinea, Adolfo Canitrot y Mario Brodersohn lanzaba el Plan Primavera. 

Con la devaluación del peso en febrero –“golpe de mercado” impulsado por la banca extranjera con sede en el país (Gambina y Campione, 2002)-, la carrera de los precios fue infernal, y la economía se descontroló. Después de largos períodos de alta inflación, se había llegado a la hiperinflación, donde los precios se remarcaban todos los días e incluso dos veces por día: sólo durante el mes de julio se registró una inflación de casi el 200%.

A fines de febrero, Juan Carlos Pugliese reemplazó a Sourrouille; a la semana el dólar llegó a los cincuenta australes y más adelante -en el marco de un mercado cambiario libre y único- aumentó a noventa. En un escenario de remarcaciones de precios casi diarias y de desabastecimiento, la inflación de abril fue del 33,4%.

El 14 de mayo de 1989 se realizan las elecciones nacionales. Menem –que le ha ganado la interna del Partido Justicialista a Antonio Cafiero, en julio del 88- derrota al candidato radical, Angeloz. La situación económico-social es caótica. Sobre todo el proceso hiperinflacionario de fines de mayo cuyas manifestaciones más dramáticas fueron la especulación financiera, las corridas bancarias y los estallidos sociales.

En las elecciones del 14 de mayo de 1989, el neoliberal Menem (disfrazado de peronista) se consagra presidente de la Nación.

El dinero se licúa en las manos de los argentinos. “Aumenta vertiginosamente la marginalidad social, que desemboca en fenómenos inéditos en la Argentina moderna: saqueos de alimentos en supermercados y ollas populares en cientos de barrios pobres, no ya como señal de protesta sino para combatir el hambre. La respuesta emergente del gobierno fue la represión: se decreta el estado de sitio”.

Tras la situación caótica que generan los saqueos y las ollas populares por todas partes, Alfonsín decreta el estado de sitio.

Es estrictamente cierto, existieron saqueos de almacenes y supermercados por parte de la gente que estaba al borde del hambre y por otra que aprovechaba la situación, estimulados por opositores –se sospecharía de una de las tantas maniobras mafiosas de quien en unos días sería el vicepresidente- que querían provocar una imagen caótica.

Imágenes de Rosario, zona de la estación. El país estaba sumergido en la hiperinflación, desocupación y marginalidad, pero muchos saqueadores no eran famélicos.

“El 1º de junio, Ricardo Gil Lavedra, secretario del Interior, informó que se habían computado 14 muertos [en los saqueos]: siete en Buenos Aires, seis en Santa Fe y uno en Tucumán, y 80 heridos”.

La mitológica revista "Humor", con causticidad 
reflejando la realidad de esos días.

En junio, el dólar llega a valer 380 australes, en julio llega a 580 australes. La autoridad presidencial ya no existe. El 8 de julio de 1989, Alfonsín entrega el poder anticipadamente –seis meses antes que terminara el mandato constitucional- al presidente electo ya que estima que no podrá esperar hasta el 10 de diciembre: era un plazo demasiado largo, y ya se había afectado la credibilidad del equipo económico, sucediéndose varios ministros sin éxito.

Raúl Alfonsín colocando la banda presidencial a Carlos Menem en aquel infausto día.

El mal recuerdo de esta situación angustiosa para la sociedad argentina, fue usado durante toda la década siguiente como disciplinamiento social, a fin de que el pueblo acepte, por temor al caos, ajustes impopulares marcados por la adopción del neoliberalismo como política de Estado cumpliendo los designios del Consenso de Washington.

Algunas de las medidas impopulares en lo económico impuestas en los años siguientes por Menem.

La experiencia de un gobierno sustentado en sectores medios ha sido frustrante. Aquello que se había iniciado audazmente con el Juicio a las Juntas Militares y que parecía poder convertirse en el Tercer movimiento histórico, ha concluido en la entrega anticipada del poder confesando su imposibilidad de continuar gobernando. La Historia venía a demostrar que el funcionamiento de las reglas formales de la democracia no resulta suficiente para “comer, curar y educar”, como lo había predicado Alfonsín. Eran necesarias transformaciones muy profundas y para ello se requería no sólo un proyecto claro sino también la fuerza política para concretarlo. Allí fracasó el alfonsinismo, pero como lo anterior habían sido “los años de plomo” y lo posterior será la catástrofe menemista, la valoración histórica de este período se vio favorecida en la comparación.

domingo, 24 de mayo de 2015

25 DE MAYO DE 1974: MUERTE DEL MAESTRO DEL PENSAMIENTO NACIONAL ARTURO JAURETCHE.


Relató José Cafaso refiriéndose al 23 de mayo de 1974 en Bahía Blanca “[…] estábamos con Jauretche en la Facultad cuando unos muchachos montoneros pidieron entrevistarse con él. En principio, no los quiso recibir pero, luego, se produjo la conversación. Jauretche fumaba una barbaridad, un cigarrillo tras otro, sin cesar. Y eso le provocaba tremendos ahogos. Estaba totalmente agotado y tenía dificultad para hablar, por la tos. Un muchacho de la juventud peronista le expuso, entonces, la concepción de ellos acerca de la lucha. Jauretche le refutó y en determinado momento le dijo: ‘Ustedes caminan muy ligero y en política no es conveniente caminar ligero, precisamente, cuando son muchas las paredes que hay que derrumbar. Yo tengo los años del siglo y todavía estoy predicando, con fe en lo que va a venir, aunque no sé si lo veré’.

Prácticamente la última foto a Jauretche que acompañaba a la entrevista del 18 de mayo de 1974 de la revista Latinoamericana.

“Esa noche, Arturo estaba profundamente triste, de una tristeza íntima, no confesada. Se notaba en su mirada. Miraba lejos, en profundidad. Tenía conciencia que estaba asistiendo al final de algo, al aniquilamiento de una esperanza”.
“Al mediodía siguiente, almorzamos con varios amigos y se generalizó la conversación acerca de la situación política. Las críticas a la orientación que Perón estaba dando al proceso se tornaban cada vez más acres y entonces, Jauretche se puso muy mal, se acaloró, se enojó. Más allá de los defectos y falencias del proceso, él lo defendió ardorosamente”, quizás, nuevamente como en los 50, porque temía que su crítica, aun cuando se efectuara desde una perspectiva superadora, fuera aprovechada en esos momentos difíciles por sectores reaccionarios. “Alguien le preguntó entonces si acaso no íbamos en camino a una nueva derrota. Rechazó terminantemente esa posibilidad, con énfasis, como si obstinadamente quisiera cerrar los ojos a una realidad que lo hería, que lo lastimaba y quisiera continuar aferrándose a una esperanza que se marchitaba día a día”.

A la tarde del 24 de mayo, Arturo y Clarita suben al avión hacia Buenos Aires. Con las sombras del anochecer están en su departamento. Jauretche sale a comprar unas frutas y regresa. Está cansado y nervioso. Lleva consigo la carga de varios meses de expectativa política, de tristezas profundas e indignaciones reprimidas. Cenan frugalmente y al rato se acuestan…
Está aclarando el nuevo día cuando Arturo se despierta apresado por una intensa fatiga. Una tremenda opresión en la cabeza y un jadeo cada vez más acentuado lo acometen. No desea alarmar a Clarita y se levanta en busca de un remedio. Pero a los pocos pasos, se le corta la respiración, y los objetos del departamento giran en derredor suyo. Quiere llamar a su compañera pero el grito se le ahoga en la garganta. Todo se oscurece, su pesado cuerpo cae junto a la ventana, traspasando el vidrio con una de sus manos. Clarita se despierta ante el ruido y corre a su lado. Pero Arturo Jauretche acaba de morir. Está clareando el 25 de Mayo, el día de la Patria.



Luego, en su departamento de la calle Esmeralda y a la mañana siguiente, en la Recoleta, son numerosas las manifestaciones de pesar de tantos compañeros y amigos. El gobierno nacional adopta un insólito silencio, pero desde diversos sectores del movimiento llega el reconocimiento merecido. Están los ministros Llambí, Benítez y Taiana y figuras radicalizadas (Puiggrós, Righi) que se hacen presentes. Legisladores provinciales y nacionales promueven homenajes, mientras “la tendencia” da un comunicado conjunto de JP, JUP, UES, Agrupación Evita, JTP y otros. Sostienen: “Desde la etapa yrigoyenista y desde FORJA, Jauretche marcó una clara actitud popular y nacional que tuvo su mejor expresión al pasar a formar parte del Movimiento Peronista desde sus comienzos. Por ello, lo reivindicamos y queremos rendirle un homenaje con el reconocimiento que merece un viejo compañero de la misma causa: la de la lucha por llevar adelante la consigna de nuestra inmortal Evita: Con sangre o sin sangre, la raza de los oligarcas y explotadores del pueblo desaparecerá en este siglo”.

sábado, 23 de mayo de 2015

24 DE MAYO DE 2012: EL GOBIERNO RETIRA AL GRUPO CIRIGLIANO LA CONCESIÓN DE LOS RAMALES FERROVIARIOS MITRE Y SARMIENTO.

Gente enardecida protesta en la estación Once del ferrocarril Sarmiento en febrero de 2012. 

El informe del interventor denunció “el deficiente estado del material rodante, la infraestructura y la prestación del servicio”. Entonces, el gobierno nacional rescindió el contrato de concesión de Trenes de Buenos Aires. Los ramales Mitre y Sarmiento, explotados por el grupo Cirigliano desde su privatización (1995), pasarán a ser gerenciados por una Unidad de Gestión integrada por Ferrovías y Metrovías, empresas de los grupos Emepa y Roggio. La tragedia de Once de aquel 22 de febrero, en que murieron 51 personas y hubo unos 700 heridos, sumado al incumplimiento en materia de inversión y mantenimiento y la pésima calidad del servicio, llevaron al Estado a determinar la anulación de TBA. El esquema administrativo elegido es el mismo que se usó en 2004 y 2007 para garantizar el funcionamiento de las líneas San Martín, Roca y Belgrano Sur operados, hasta entonces, por el grupo Metropolitano de Taselli. 

En la desidia del grupo Cirigliano hay sangre de pasajeros trabajadores.

El interventor Raúl Baridó entregó el informe al ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, el 15 de mayo, junto con otros documentos acumulados por la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT) –el organismo había objetado la gestión del concesionario del grupo Cirigliano de los años 2009, 2010 y 2011 y sancionado a la compañía sin observarse cambios en su comportamiento– y los informes de la Unidad de Renegociación de Contratos fueron la base argumentativa para la decisión del gobierno.

El ministro Julio De Vido junto al interventor Raúl Baridó.

El decreto lleva la firma de Cristina Fernández de Kirchner, el jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina, y De Vido, afirma que “esta rescisión opera por culpa exclusiva del concesionario en virtud de sus graves y reiterados incumplimientos”. El Gobierno fundamentó con un recorrido histórico del desmantelamiento del sistema ferroviario nacional, los distintos hechos de violencia registrados en los trenes a lo largo de los últimos años y el estado de los ramales operados por TBA que culmina con el accidente del Sarmiento. “La decisión se tomó en función de los distintos hechos e informes que se fueron produciendo. El momento adecuado es este, si no hubiéramos tomado la medida en otra oportunidad”, dijo De Vido.

Accidente ferroviario en la estación terminal de Once 
del 22 de febrero de 2012.

La CNRT y la Administración de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) realizarán un detallado inventario de los bienes de la concesión y sus condiciones. La investigación determinará los daños y perjuicios que ocasionó TBA al Estado y los usuarios, para iniciar acciones legales contra la empresa. La Auditoría General de la Nación que encabeza el radical Leandro Despouy fue invitada a participar del proceso.

Fue invitado para supervisar el proceso de anulación de los contratos de TBA el, entonces, Auditor General de la Nación Leandro Despouy.

La Secretaría de Transporte comenzó con la toma de posesión formal y la convocatoria a los concesionarios para integrar la unidad de gestión operativa que se hará cargo de los ramales Mitre y Sarmiento. La nueva empresa está formada por Metrovías, del Grupo Roggio, y Ferrovías, del Grupo Emepa. El secretario de Transporte, Alejandro Ramos, y funcionarios de Planificación se reunieron con los titulares de ambos grupos, Benito Roggio y Gabriel Romero. Las empresas y Transporte mantuvieron un prolongado encuentro en el piso 12 del Ministerio de Economía.

El secretario de Transporte de la Nación, Alejandro Ramos.

En 2004 se había creado la Unidad de Gestión Operativa Ferroviaria de Emergencia (Ugofe), para operar a cuenta y orden del Estado, desde enero de 2005, los servicios ferroviarios urbanos del Ferrocarril San Martín. Ante las faltas “graves y reiteradas” en el cumplimiento del contrato, el gobierno de Néstor Kirchner decidió rescindir la concesión.
La Ugofe gerenció el servicio de Pilar a Retiro y se armó con los concesionarios de los restantes ramales ferroviarios metropolitanos de pasajeros: Ferrovías, Metrovías y la misma TBA. En 2007, luego de una serie de incidentes en Constitución, el Gobierno puso fin a otras dos concesiones que explotaba el grupo Metropolitano desde su privatización en 1994: la línea General Roca y el ramal Belgrano Sur. Ambos recorridos pasaron a ser operados por la Ugofe. Además de perder las concesiones del Mitre y Sarmiento, TBA sería desplazada en la semana posterior de la Ugofe, por decisión de la Secretaría de Transporte.

viernes, 22 de mayo de 2015

23 DE MAYO DE 2008: EL GOBIERNO ARGENTINO FIRMA EL TRATADO CONSTITUTIVO DE UNASUR.

Firma del Tratado constitutivo de UNASUR.

Los presidentes de la región lanzaron en Brasilia -en el centro de convenciones Ulises Guimarães- la Unasur, que crea un bloque de 360 millones de habitantes. Hubo una primera diferencia con Colombia por la creación de un Consejo de Seguridad.

Centro de Convenções Ulysses Guimarães, Brasilia.

Doce presidentes latinoamericanos fueron los que firmaron el Tratado Constitutivo de la Unión de Naciones Suraméricanas (Unasur). En su intervención, la presidenta Cristina Kirchner pidió que la unión se enfoque en “mejorar la calidad de vida” de los latinoamericanos y que se encuentre un mecanismo que permita pasar de lo discursivo a lo práctico.

La presidenta Cristina Fernández firmó en Brasilia, junto a otros once mandatarios de Latinoamérica el Tratado Constitutivo de la Unión de Naciones Suramericanas. 

“Aquello que parecía imposible ocurrió. A los ojos de los incrédulos, América del Sur está ahora más integrada que nunca”, afirmó Lula en el cierre, e invitó a los presidentes a dejar de lado los problemas de la coyuntura. “Los gobernantes de la región sabemos que los contenciosos actuales son pasajeros”.

El presidente de Brasil, Luiz Inacio "Lula" da Silva, 
cierra los debates de constitución de la UNASUR.

Con la victoria de Fernando Lugo en Paraguay, cada vez son más los gobiernos alineados del centro a la izquierda en la región. Sin embargo, el inicio del Unasur se produce en medio de una seguidilla de conflictos bilaterales que nublan la posibilidad de llegar a acuerdos de importancia. Por ejemplo, la propuesta brasileña de crear un Consejo de Defensa regional fue resistida por Colombia.

Fernando Lugo, en ese entonces flamante presidente electo de Paraguay.

Los discursos se direccionaron a contener a todos los países. Hablaron de la necesidad de disminuir las asimetrías entre las economías.
El antecedente más lejano a esta reunión ocurrió en Cuzco, en 2004. Allí se lanzó la Comunidad Sudamericana de Naciones que no tuvo la continuidad esperada. Es que ahí, Lula aparecía, a ojos de los otros presidentes, demasiado interesado en mostrarse planetariamente como el líder de la región y había resistencias a apuntalar sus ambiciones. Esta vez, el nombre de Unasur fue idea de Chávez, el año anterior, cuando los proyectos del Banco del Sur y el Gasoducto del Sur tenían a los presidentes entusiasmados.

El presidente bolivariano de Venezuela, Hugo Chávez Frías, creador de la UNASUR.

La Unasur se presentó como una instancia superadora que unirá en un solo bloque al Mercosur y la Comunidad Andina de Naciones (CAN). La presidenta argentina planteó en su intervención que si funciona bien la Unasur les resolverá a sus miembros los dos problemas que se presentan a futuro en el mundo: la producción de energía y alimentos.

El discurso de Cristina abordo la problemática del futuro del mundo: Producción de energía y alimentos.

Además de Cristina, Lula y Chávez, de la cumbre participaron los presidentes de Bolivia, Evo Morales; de Chile, Michelle Bachelet; de Colombia, Álvaro Uribe; de Perú, Alan García; de Ecuador, Rafael Correa y de Paraguay, Nicanor Duarte Frutos, junto a su sucesor Lugo. Tabaré Vázquez volvió a faltar a una cumbre y fue reemplazado por su vicepresidente, Nin Novoa. Además de los presidentes de Surinam y de Guyana.

Rafael Correa y Evo Morales celebrando la constitución de la UNASUR.

La sesión arrancó a las 11, una hora más tarde de lo previsto porque Lula, Chávez, Evo y Correa se demoraron en un desayuno conjunto en el Hotel Meliá. Reunidos los jefes de Estado se dedicaron a estudiar la temprana renuncia que presentó a la Secretaría General de la Unasur el expresidente de Ecuador Rodrigo Borja, porque consideró que el cargo quedaba vacío de contenido dado que en forma paralela funcionará una junta de delegados con un representante de cada país. Los presidentes discutieron entonces la institucionalidad que tendrá la Unasur. La Secretaría General, que ocupará siempre un expresidente, tendrá como sede Quito y tiempo atrás se había planteado la posibilidad de que ese cargo lo ocupara Néstor Kirchner. Pero mientras la oficina quede en Ecuador habría que desechar la posibilidad.

El expresidente de Ecuador, Rodrigo Borja, elevo su renuncia tempranamente para ocupar la Secretaría General de la UNASUR.

Cristina Kirchner arribó a Brasilia el día anterior a la medianoche y se fue de la sesión, el 23 a las 16, sin participar del almuerzo que se hizo en Itamaraty. No mantuvo reuniones bilaterales pero sí conversó algunos minutos a solas con Lula, Chávez y Bachelet. La acompañó el canciller Jorge Taiana y una comitiva compuesta por Alberto Balestrini, Eduardo Fellner, Daniel Filmus y José María Díaz Bancalari. “Debemos ser pragmáticos, prácticos y operativos”, les planteó la presidenta a sus pares para que esta vez la Unasur tenga éxito.

martes, 19 de mayo de 2015

20 DE MAYO DE 1506: FALLECE EN VALLADOLID CRISTÓBAL COLÓN.

Muerte de Cristóbal Colón. El segundo viaje de Colón, iniciado en 1493, significó en cierto modo el comienzo de su declive.

Siguiendo a la primera excursión, tres viajes más hará Colón a las denominas “Indias”. El segundo (1493-1496) fue una expedición colonizadora e invasora: con 17 navíos y 1.500 hombres entre soldados, tripulantes y colonizadores, zarpa de Cádiz, carga en las Canarias vacunos, cabras, ovejas y gallinas, llega a las pequeñas Antillas y Puerto Rico, encuentra en La Española las ruinas del fuerte Natividad y funda en lugar más apropiado Isabela. Va en busca del Gran Kan; navega el mar Caribe, entra en Jamaica (que llama “Santiago”), se cree frente al “Quersoneso Áureo” de la antigüedad y cerca del Maluco de sus mapamundis. Vuelve a Isabela, cuyo estado es un caos porque ni Cristóbal ni sus hermanos –Diego y Bartolomé- tienen condiciones para imponerse a los pobladores, y además los ciega el afán de riquezas. Las quejas de los pobladores llegan a los reyes, y Colón es mandado llamar a España en 1496.

Itinerario del Segundo Viaje de Colón.

El almirante despliega ante los reyes, que lo reciben en Burgos, una gran pompa. Su entrada a la ciudad parece un “triunfo” imperial. Desfilan los cautivos con grillos de oro como prueba de las riquezas americanas; él entra tras ellos con un vistoso hábito de almirante de la Mar Océana. Vuelve a caer en la gracia de Isabel y Fernando, que ratifican su gobierno y sus derechos; pero pierde dos años en pleitos. Regresará a la Isabela en 1498. En el tercer viaje (1498-1500), con ocho navíos va en busca de la Nova Terra que sus informes ubicaban al sur de Catay; toca América del Sur. Pero los disturbios en La Española eran grandes, pues ni Colón ni sus parientes disimulaban su codicia ni atinaban a imponerse a los pobladores. Las quejas de éstos obligan a la llegada de un juez pesquisidor –Francisco de Bobadilla- quien procesa al almirante y sus parientes, y remite a aquél preso (cargado de grillos y cadenas se quejará Colón) a España. Pero el prestigio que gozaba en Europa era imbatible. Los reyes lo liberarán. Pero Colón no volverá al gobierno de Indias. El cuarto viaje (1502-1504) es de exploración, estaba suspendido en su cargo de virrey y gobernador general y tenía prohibido tocar La Española. Con cuatro naves y 140 hombres recorre las costas de América Central en busca del paso que debería separar, a su entender, a Catay de la Nova Terra que era el continente sudamericano. No encontrará el paso y las carabelas serán carcomidas por la broma, deben abandonar en Jamaica. El almirante será devuelto a San Lúcar de Barrameda.

El juez pesquisidor Francisco de Bobadilla, lleva a Colón encadenado a España.

Para entonces la reina Isabel había muerto, y el rey Fernando no cumplía los compromisos. Inútilmente trata de volver a la gracia real y al gobierno de las “Indias”. Sigue a la corte trashumante por las ciudades españolas a la espera de una audiencia.
Estaba en Valladolid en 1506, en ocasión de entregar Fernando el gobierno castellano a la nueva reina Juana y su consorte Felipe el Hermoso de Austria. El 19 de mayo de 1506, un día antes de su muerte, redactó su testamento ante Pedro de Inoxedo, escribano de cámara de los reyes católicos. Dejó como testamentarios y cumplidores de su última voluntad a su hijo Diego Colón, a su hermano Bartolomé Colón y a Juan de Porras, tesorero de Vizcaya. Y allí, en Valladolid, morirá Colón, almirante de la Mar Océana, virrey gobernador general in partibus de todas sus Islas y Tierra Firme, al día siguiente, a la espera de ser recibido por los nuevos reyes.


Luego, se produjo una controversia sobre el destino final de los restos de Colón, tras aparecer en 1877, en la catedral de Santo Domingo, una caja de plomo que contenía fragmentos de huesos y que llevaba una inscripción donde se leía “Varón ilustre y distinguido Cristóbal Colón”. Permanecieron en la catedral de Santo Domingo hasta 1992, año en el que fueron trasladados al Faro, en un monumento faraónico construido por la República Dominicana para homenajear y conservar los restos que se suponían de Colón.

El Faro de Colón en la República Dominicana.

El 1 de agosto de 2006 el equipo de investigación dirigido por José Antonio Lorente, médico forense y director del Laboratorio de Identificación Genética de la Universidad de Granada, que estudió los restos óseos atribuidos al almirante que están en la catedral de Sevilla desde 1898, confirmó que “sí son los de Cristóbal Colón”. Esta afirmación está basada en el estudio del ADN comparado con el de su hermano menor Diego y con los de su hijo Fernando.

20 DE JUNIO DE 1887: SE CONSTITUYE LA FRATERNIDAD FERROVIARIA.

Tapa de la Revista quincenal de La Fraternidad Ferroviaria 
de la Argentina.

Desde 1887 son pocos los gremios en que no se manifiesta el afán de lucha por mejoras en las condiciones de trabajo y en los salarios frente a la crisis que comenzaba a hacerse sentir. En junio se fundaría La Fraternidad, sociedad de ayuda mutua entre maquinistas (conductores) y foguistas de locomotoras y trenes, que todavía subsiste, aunque…

Pusimos "aunque", porque este sindicalista actual de La Fraternidad, Omar Maturano, debe ser una bochornosa excepción histórica: pide un ajuste en las tarifas en detrimento del pueblo trabajador y un aumento de sueldos impensable para el resto de los gremios (quintuplica un salario mínimo).

Para contrapesar el dubitativo “aunque” que nos lleva a pensar en la actualidad y en un gremio cuasi aristocrático y con una conducción claudicante, puntualicemos cómo fue en un principio. Los que tendrán a cargo las locomotoras, es “El ferroviario surgido del galpón de máquinas que convive, durante toda su vida con la locomotora, con el ferrocarril mismo, porque ella es su corazón, su cerebro y su sangre. Ese hombre ingresa de muchacho y se curte junto al calor del hogar y del cúmulo de ruidos producidos por la máquina, que después ya mayor conducirá con todo aplomo, con toda confianza y sin temor al choque…”.

Locomotoras en galpones de la estación norte de Mar del Plata del Ferrocarril Sud (1910).

La Fraternidad se proponía como objetivos: “a) Uniformidad de las condiciones de trabajo por medio de una reglamentación legal; b) formación de tribunales de arbitraje, constituidos por representantes del gobierno, empresas en litigio y sociedad, para resolver los conflictos que se produjeran; c) legislación sobre responsabilidades y procedimientos para los casos de accidentes que ocurrieran en el servicio; d) establecimiento de una caja de pensiones y retiros, por las empresas, para los empleados y obreros, sin descuento del salario del personal”. Para el logro de esos propósitos, La Fraternidad recomienda “la fuerza organizada, la propaganda continua, el desinterés privado de los socios, ejerciendo para ello cuantas acciones consientan las leyes del país, de acuerdo con los medios que escojan las asambleas”.

Distintivo de la Fraternidad Ferroviaria.

Lo cierto es que La Fraternidad fue la organización gremial primera y específica, que se constituye en hermandad –a instancias del ejemplo estadounidense y según registro oral por la gestión personalizada de un gremialista yanqui, William Weiting, que pesó en la organización similar norteamericana-, y que se constituyó con trece miembros en el salón de la Sociedad Italia Unita, el 20 de junio de 1887, con la presidencia de Aurelio Arévalo y la representación de maquinistas de Pergamino, Mercedes, Temperley, Merlo y Tolosa, con notoria prevalencia del ferrocarril Oeste.
Hoy, el gremio está afiliado a la Confederación General del Trabajo (CGT) y Federación Internacional del Transporte (ITF).

Aurelio Arévalo, primer presidente de la Fraternidad.

La Fraternidad, como se dijo, originada en una mutual como muchos otros sindicatos, fue el primer sindicato argentino en organizarse nacionalmente, aprovechando la estructura de las empresas ferroviarias. Debido a ello, jugó un importante papel ayudando a organizar sindicatos en otras ramas por todo el país.
La “Argentina moderna” se organizó en la segunda mitad del siglo XIX sobre la base de un modelo agroexportador de carnes y cereales. Ese modelo tenía cinco actividades económicas principales: las Estancias, los ferrocarriles, los frigoríficos, el puerto y los buques. De ellas, eran los ferrocarriles la actividad decisiva que permitía controlar todo el sistema. La red ferroviaria argentina estaba principalmente en manos de empresas inglesas, llegando a conformar una de las redes más extensas del mundo.
La primera huelga ferroviaria se realizó en 1888 y se originó a raíz de un accidente que causó la muerte de una persona en la estación San Martín (actual Ferrocarril Mitre). El trato brutal dado al maquinista por la policía desencadenó la huelga exigiendo y logrando su libertad.

En las décadas siguientes, La Fraternidad formó con la Unión Ferroviaria, que organizaba a los demás trabajadores ferroviarios, la Confederación Ferroviaria, que se convertiría en el sindicato de rama modelo en la Argentina, que dominaría el movimiento obrero argentino hasta mediados de la década del 40, cuando comenzaría a ser reemplazada en su liderazgo por la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), impulsada por el proceso de industrialización del país.